Tortas de Polenta

In Recetasby Aroa FernándezLeave a Comment

La polenta se origina en la Roma de la Antigüedad, en el norte de Italia, como una comida de campesinos a base de harina de maíz. Es un alimento fácil de cocinar, rápido y nutritivo que nos puede servir tanto para un almuerzo como para una cena, ya que se digiere fácil.

Aquí tienes una deliciosa receta de tortas de polenta para 4 personas.

Ingredientes:
300ml de agua
140gr de polenta
1 berenjena o calabacín
1 pimiento verde
Tomillo fresco
Salvia fresca
Sal

Elaboración:
Troceamos la berenjena y el pimiento verde y los ponemos a sofreír en una sartén con la sal y el tomillo.
Por otro lado introducimos la polenta en una cacerola con el agua y vamos cociéndola mientras removemos con una cuchara de madera hasta que veamos que queda espesa y que se despega con facilidad de las paredes de la cazuela.
Untamos un recipiente con un poco de aceite y espolvoreamos un poco de polenta son cocer en la superficie.
Por otro lado mezclamos la salvia picada con la berenjena y el pimiento y mezclamos con la polenta cocida.
A continuación vertemos en el recipiente y alisamos la superficie, que quede de un dedo o dedo y medio de grosor.
Dejamos enfriar y luego una vez está solidificado lo cortamos con moldes de la manera que más nos guste y lo horneamos para que se dore.
Podemos ponerle un paté, queso de untar o comerlo solo. ¡Está muy rico, es fácil de hacer, nutritivo y económico!

Nutrición orgánica

La polenta se obtiene moliendo el maíz seco, lo que evita el exceso de ácido estomacal y la hace más fácil de digerir; por eso podemos consumirla sin problemas por la noche y con cualquier tipo de acompañamiento. El maíz contiene los grupos principales de nutrientes: proteínas, hidratos de carbono, grasas, vitaminas, fibra y minerales. El alto contenido en fibra lo hace útil para bajar de peso.

Como el maíz no tiene gluten, está especialmente recomendado para celíacos.

Nutrición emocional

El maíz es un cereal que consumimos durante el verano y el verano tardío. Es fresco y dulce: un sabor sedante que calma el humor sobreexcitado e inquieto, pero que tomado en exceso produce frío y pesadez, embota la mente, genera mucosidades y lleva al sobrepeso.

Por otra parte, la berenjena es rica en colina, y puesto que esta sustancia ayuda a metabolizar las grasas –y por lo tanto ayuda al hígado–, este plato lo podremos utilizar para revitalizar este órgano, que suele verse sobrecargado al final del invierno, después de haber consumido muchos alimentos pesados.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.