Salsa boloñesa con soja texturizada

In Recetasby Aroa FernándezLeave a Comment

Hola de nuevo cocinill@s,

Hoy os traigo una de mis recetas preferidas, la hago muchiiiiiiisimo en casa y en los cursos de cocina. Esta salsa boloñesa deleitará a todos los que la prueben, y además no se darán ni cuenta de que es soja texturizada.

No soy muy fan de utilizar productos que estén manufacturados, aunque sean ecológicos, pero en este caso vale la pena ya que el resultado es muy bueno, económico y polivalente. Con esta boloñesa no solo haremos lasañas, también rellenaremos verduras o acompañaremos platos de cereales.

Esta es desde luego mi apuesta segura si viene gente que no está acostumbrada a la comida vegetariana y los quiero sorprender.

¡Y sin más dilaciones aquí os dejo la receta!

Ingredientes:
2 Cebollas
2 Zanahorias
3 ramas de Apio
Aceite
Vino blanco
Soja texturizada fina
3 Ajos
2 hojas de laurel
Pimienta
Orégano
Tomate triturado natural

Elaboración:
Cortamos la cebolla en trozos lo más pequeños posible. Mientras ponemos en agua la soja texturizada, teniendo en cuenta que se hinchará, un puñado por persona más o menos.
La podemos poner en caldo vegetal y tendrá más sabor, teniendo en cuenta que la soja es bastante insipida.

Cortamos las zanahorias y el apio en cubos y lo ponemos a rehogar. Picamos los ajos y los añadimos al sofrito. Cuando ya está todo doradito añadimos la soja texturizada previamente escurrida, le damos unas vueltas y le añadimos un chorrito generoso de vino blanco y dejamos que vaya reduciendo.

Después ponemos el tomate triturado natural, el orégano, el laurel y la pimienta y vamos dándole vueltas poco a poco, para que no se nos pegue, unos 20 o 30 minutos. Luego ya está listo para utilizar.

Con esta base se pueden añadir y eliminar ingredientes para hacer lasañas, rellenos y verduras…

Nutrición orgánica

La soja texturizada se diferencia de otros derivados de la soja en que su contenido en proteínas es mayor, al ser un concentrado que se obtiene al eliminar la piel, desengrasar y deshidratar el grano de soja. También ayuda a reducir los niveles de colesterol y contiene isoflavonas, que ayudan en la prevención de enfermedades cardiovasculares.

La soja es un alimento rico en colina, sustancia que ayuda a metabolizar las grasas y, por tanto, al hígado.

Nutrición emocional

La soja nos puede ayudar a desbloquear la energía de la Madera, asociada cuando está desequilibrada a emociones agresivas como la rabia o la ira; también la inmovilidad, el estancamiento y la frustración. Estas emociones están controladas por el buen funcionamiento del hígado y la vesícula biliar, cuyo trabajo podremos facilitar ingiriendo alimentos ricos en colina.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.