Pastel de nabos al horno

In Recetasby Aroa Fernández2 Comments

Si quieres sorprenderte de la versatilidad de los nabos, este es un plato que tienes que probar. El nabo es un alimento bajo en grasas, ligero y económico que puedes utilizar no solo para dar consistencia y sabor a los pucheros sino también para preparar platos riquísimos con ellos como protagonistas.

Pastel de nabos al horno
Ingredientes:
2 Nabos blancos grandes
1 nabo amarillo grande
1 cebolla mediana
2 ajos grandes
8 cucharadas grandes de puré instantáneo (multicereales eco)
1 ½ de leche vegetal (aquí tienes una receta de leche de chufa y de avellanas, pero también puedes utilizar las leches vegetales que venden en el supermercado: avena, soja, almendras…)
Queso rallado o levadura nutricional
6 cucharadas de aceite de coco o de mantequilla
1 cucharada de pimentón de la vera
1 pizca de pimienta blanca
½ cucharadita de canela
Sal al gusto
Tomillo fresco para decorar

Elaboración:
Lavamos los nabos y los cortamos longitudinalmente pero todo lo fino que podamos, a poder ser con una mandolina, y los reservamos. Cortamos la cebolla a daditos y los ajos muy finitos y los pochamos en el aceite de coco o en la mantequilla (lo que más nos guste o si somos veganos elegiremos una cosa u otra). Cuando estén dorados añadimos las especias, dejamos un minuto y retiramos.
En un vaso de batidora ponemos la leche, el puré instantáneo y la cebolla con las especias y batimos hasta que se forme un puré semilíquido. Reservamos.
En la misma sartén que hemos pochado la cebolla añadimos más aceite de coco si fuera necesario y pochamos el nabo de 5 a 8 minutos a fuego lento y tapado con un par de cucharadas de agua.
En una fuente de horno colocamos capas de puré y de nabo terminando con puré. Una vez tengamos la fuente llena la metemos en el horno unos 15 minutos y después la sacamos para añadir el queso rallado y el tomillo y volvemos a meter la bandeja en el horno unos 10 minutos más.
En el caso de que no queramos tomar este plato con queso dejaríamos la bandeja en el horno unos 25 minutos y luego al sacarla le pondríamos la levadura nutricional y el tomillo picado.

Nutrición orgánica:

A pesar de que existen cantidad de personas que creen que cocinar al horno requiere de mucho tiempo y esfuerzo, esto no es del todo cierto. Además de los grandes beneficios para nuestra alimentación, ya que resulta una forma muy saludable de cocinado, es muy cómodo y respeta* bastante bien las propiedades y nutrientes de los alimentos horneados, a diferencia de otras formas de cocinar como el hervido, por ejemplo.
Los platos resultantes quedan muy sabrosos, ya que el horneado respeta también los olores y sabores del producto e incluso los potencia, y mediante este modo de cocinar también conseguimos platos con menos contenido calórico.

*Depende de la temperatura.

Nutrición emocional:

Los tubérculos son alimentos que ayudan a centrar a las personas que son muy “aire”, en momentos de pensamientos repetitivos, esos días en los que parece que estamos en bucle o tenemos sensación de ansiedad vale la pena alimentarse con tubérculos y raíces. 

Comments

  1. Me quedo delicioso el pastel 🙂 lo hice sin queso ni levadura por que no tenía ni quería hice con lo que habia en la casa que era casi todo ajaj hice menos cantidad igual pero igual funciono y lo hice con pure de papas que hice aca igual super rico… Gracias

    1. Author

      Me alegro mucho de que lo disfrutases, es un pastel que queda súper rico
      Un abrazo!!!

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.