Hamburguesa de avena y arroz

In Recetasby Aroa FernándezLeave a Comment

En esta ocasión os traigo unas hamburguesas de avena y arroz para chuparse los dedos. No tienen nada que desear a las de carne, ya que están igual de sabrosas o más, son diferentes, nutritivas, y os aseguro que gustan a grandes y pequeños.

Las podéis tomar solas o con pan, pero yo os recomiendo que sean al plato. Tenéis que tener en cuenta que sería una mezcla de hidratos de carbono importante, y puede ser una comida pesada, además de que se aprecia mucho mejor el sabor si las comemos al plato.

Se pueden acompañar con una buena ensaladita de temporada o con unas verduras a la plancha.

Bon Apetite!

Ingredientes:
1 vaso de arroz integral
1 vaso de avena
½ bote de legumbres (garbanzos, guisantes, alubias…)
1 cebolla
200gr de calabaza
7 orejones
Nuez moscada
1 cucharada de cilantro fresco
1 cucharada de cebollino
1 cucharada de salvia

Elaboración:
Ponemos a hervir el arroz integral hasta que este blando, más bien un poco pasado y escurrimos bien.
En un bol ponemos a hidratar la avena y en otro los orejones con agua caliente.
Ponemos en una sartén un poco de aceite y pochamos la cebolla y la calabaza que previamente habremos cortado en trozos muy pequeños.
Añadimos lo orejones cortados a trozos minúsculos, la nuez moscada, la canela y la sal, y damos unas vueltas un par de minutos.
Retiramos a un bol y añadimos el arroz, la avena, las hierbas frescas y la legumbre que más nos guste triturada. Mezclamos con las manos hasta que sea una masa con los ingredientes integrados.
A continuación vamos cogiendo pequeñas porciones y dándoles forma de hamburguesa.
La avena hace que el arroz compacte bastante bien porque cuando está mojada se hace pegajosa. Podemos añadirle cualquier legumbre que previamente hayamos triturado y de esta forma tenemos una proteína completa.
Después podemos freírlas, pasarlas por la plancha o hacerlas al horno, siempre pintándolas con un pelín de aceite.

Nutrición orgánica

La avena es un cereal muy beneficioso nutricionalmente. Tiene pocas calorías, contiene hidratos de carbono de absorción lenta (se recomienda en personas con diabetes), tiene un alto contenido en fibra soluble (buena para perder peso y para el estreñimiento), es un cereal rico en Vitamina E, y Vitaminas del grupo B y contiene 4 aminoácidos esenciales.

Debes tener en cuenta que es un cereal mucógeno; es decir, que favorece la producción de moco en personas con mucosas sensibles. Por tanto, si tenemos congestión de mucosas (especialmente durante un resfriado), deberíamos evitarlo.

Nutrición emocional

La avena es un cereal especialmente recomendado en las épocas más frías, el otoño y el invierno, pues es de naturaleza templada y, por tanto, tonifica. Equilibra los elementos del Metal (pulmones e intestino grueso) y el Agua (riñones y vejiga), por lo que ayuda a disipar el miedo y la tristeza, que son emociones que aparecen habitualmente en estas épocas de menor luminosidad.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.