Falafel de garbanzo o guisante

In Recetasby Aroa FernándezLeave a Comment

El falafel es una croqueta de garbanzos o habas que se suele consumir en los países de Oriente Medio, aunque cada vez está más extendido en Occidente. Suele servirse como entrante, con salsa de yogur o de tahina, o incluso en sándwich de pan de pita.

Aquí te dejo mi receta de falafel para sorprender a los tuyos. Ingredientes para 6 personas.

Ingredientes:
250gr de garbanzos o guisantes secos
2 cebollas
2 dientes de ajos
½ manojos de perejil
½ de cilantro
1 cucharada de comino molido
1 cucharada de pimentón dulce
2 cucharadas de sal
1 cucharada de levadura en sobre

Elaboración:
Dejamos las legumbres en remojo toda la noche.
Se pelan las cebollas y los ajos y se cortan en trozos grandes.
Picamos las hierbas finas.
En una picadora ponemos las legumbres, las cebollas y los ajos, las hierbas y lo picamos todo.
Mezclamos las especias, la sal y la levadura y añadimos lo que hemos picado.
Mezclamos todo muy bien y formamos bolitas.
Calentamos aceite en una cazuela y freímos los falafel durante unos minutos dándoles la vuelta para que se doren por todas partes.
Después los ponemos en una fuente con papel para que suelten aceite y están listos para comer.
No se suelen comer solos, sino que se sirven en pan de pita con lechuga, cebolla, rodajas de pepino y tomate. Se le añade humus o salsa de yogur.

La salsa de yogur típica la puedes hacer con yogur, aceite de oliva, ajo muy picado, zumo de limón y menta fresca picada y sal.

Nutrición orgánica

Los garbanzos son una gran fuente de energía y proteína vegetal, tanto que están recomendados por la Fundación Española de Nutrición para personas desnutridas o anémicas. Tienen un alto contenido en fibra, lo que ayuda a regular el tránsito intestinal, ralentiza la absorción de los hidratos y reduce los niveles de colesterol.

Los carbohidratos de los garbanzos son de absorción lenta, por lo que ayudan a los diabéticos y en las dietas de control de peso. Además, producen sensación de saciedad, por lo que sentiremos la necesidad de comer más tarde. El potasio que contiene contribuye a la eliminación de líquidos y ayuda con problemas de hipertensión arterial. El ácido fólico o vitamina B9 está especialmente indicado para el embarazo, ya que previene malformaciones en el feto.

Deberemos tener cuidado con la digestión, no obstante. Hay que lavar los garbanzos en varias aguas y al ponerlos en remojo tirar el agua después, pues es ahí donde se quedan las sustancias que los hacen indigestos. También es recomendable masticarlos bien, pues los hidratos de carbono que pasan al estómago sin digerir por la saliva se fermentan.

Nutrición emocional

El garbanzo es un alimento de energía neutra que ayuda a equilibrar el sistema. Esto lo hace especialmente indicado para el otoño y el verano tardío.

Está relacionado con el buen funcionamiento del estómago, el páncreas y el bazo, por lo que equilibraremos estos órganos y sus funciones con este alimento.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.